Acciones por la no violencia

Autoridades suscriben convenio para formalizar los Institutos Municipales de la Mujer, cuya función es proteger a las yucatecas en casos de violencia familiar

El gobernador Mauricio Vila Dosal reafirmó su compromiso para que Yucatán siga su avance en materia de oportunidades y protección a las mujeres, por lo que, como parte de las acciones que se realizan para alcanzar el objetivo de combatir la desigualdad y la violencia de género, ayer, en la víspera del Día internacional de la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, rindieron protesta las titulares de los 106 institutos municipales de la mujer, y se firmaron los respectivos convenios de colaboración. 

En el acto protocolario, que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones “Yucatán Siglo XXI”, el mandatario estatal pidió a los alcaldes que fortalezcan a sus institutos de la mujer con recursos y capacitación debida para que cumplan con su función de dar atención a las mujeres que sufren alguna situación de violencia. 

“De esta manera, se da cumplimiento al compromiso del Gobierno del Estado para atender una deuda histórica con las mujeres y garantizar el libre ejercicio de sus derechos y darles protección ante casos de violencia y dar herramientas para salir adelante con igualdad y equidad”, dijo el titular del Ejecutivo, quien destacó que, de acuerdo al Inegi, Yucatán es el estado que ocupa el primer lugar en cuanto a mayor percepción de seguridad por parte de las mujeres, y el segundo en menor incidencia delictiva en mujeres, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Las activistas exigieron a las autoridades cumplir con su obligación de garantizar una vida libre de violencia para las mujeres de la entidad, y esclarecer los casos identificados por Yucatán Feminicida.

Vila Dosal recordó que entre las acciones más importantes desarrolladas a favor de las mujeres en los dos primeros años de su administración, se destaca la transformación del Instituto para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, que ahora es la Secretaría de las Mujeres (Semujeres), que tiene como titular desde hace 7 meses a María Cristina Castillo Espinosa, y quien se apunta un éxito al lograr, en este corto tiempo, que se integraran los 106 institutos municipales de la Mujer, algo que no se había logrado en los 20 años anteriores. Al momento de iniciar la actual gestión estatal solo existían 26. 

Con respecto al presupuesto que se le asignó a la Semujeres, el mandatario estatal destacó que se aumentó en un 53% en comparación con el 2018, pero no solo fue esta dependencia la que se benefició, ya que se otorgaron 18.6 millones de pesos para la tercera etapa del Centro de Justicia de Mujeres, y para el próximo 2022 se ampliará el presupuesto para destinarle 1.3 millones de pesos adicionales, con lo que se contará con más personal y por ende con una mayor capacidad de atención.

Otra de las acciones es la reconversión de los 15 centros municipales de atención a la violencia y a los 15 centros de Desarrollo de las Mujeres, que ahora funcionan como Centros Regionales Violeta, que proporcionan atención jurídica, psicológica y de trabajo social, además de herramientas para el emprendimiento y desarrollo personal de las mujeres que acuden a solicitar apoyo por sufrir situaciones de violencia.

Asimismo, pronto entrarán en operación tres más de estos Centros Regionales Violeta, que estarán en Hunucmá, Yaxcabá y Temax;, mientras que, en Tekax y Ticul, se anunció que se tendrá un albergue similar al que funciona en Mérida, para atender a mujeres que sufren de violencia extrema y no tienen a donde ir.  En este caso, Vila Dosal recordó también existe un programa denominado Mujeres en Vivienda Segura, mediante el cual se les paga la renta de una vivienda a mujeres que están en situaciones de violencia extrema y a quienes además se les ayuda a alcanzar la autonomía económica y el empoderamiento.

El gobernador destacó que en 2021 Yucatán es la entidad con mayor vinculación con las mujeres en cuanto a la economía estatal, con 52 puntos porcentuales, rubro en el que se avanzó cuatro puntos.  También se habló del distintivo Violeta, que se entregará a las empresas que generen un buen ambiente de trabajo y que cuiden y procuren el bienestar de las mujeres que laboran en ellas.   

Gina Villagómez señaló que el número de casos de violencia contra las mujeres va en aumento, y criticó que las autoridades no han sabido estar a la altura para resolver el problema.

Finalmente, se informó que brigadas violetas recorrerán plazas públicas y demás puntos de interés en los municipios para informar a dónde deben de acudir en el caso de detectar algún tema de violencia.

Solicitarían alerta de género 

“Los casos de violencia en contra de las mujeres siguen al alza, pues esta crisis sanitaria vino a detonar otra pandemia, que es la violencia de género, por lo que, si estos casos siguen latentes, nos veremos en la necesidad de solicitar de nueva cuenta que se active la Alerta de Género en Yucatán, pues no podemos seguir quedándonos calladas”, manifestó Nancy Walker Olvera, integrante de la agrupación Por los Derechos de las Mujeres en Yucatán.

En el marco del #25N, que se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la activista dio a conocer el nuevo sitio web yucatanfeminicida.org/interactivo, y una investigación actualizada sobre la violencia en contra de la mujer, de la agrupación Yucatán Feminicida. 

“Desde hace muchos años que solicitamos a las autoridades contar con datos georreferenciados, pero estos han hecho caso omiso, por lo que esta agrupación se ha dado a la tarea de elaborarlo, lo que ha revelado que desde 2008 a la fecha se han cometido 79 feminicidios en la entidad, y se tienen más de 6 mil 600 denuncias por violencia sexual”, expuso. 

Señaló que, de los 57 casos cometidos después de que se tipificó el delito de feminicidio en el estado, en abril de 2012, solo 29 fueron investigados por la Fiscalía General del Estado (FGE) bajo este delito. Además, las tentativas de feminicidio comenzaron a considerarse en el 2016. “Desde entonces, 25 mujeres sobrevivieron a feminicidios”, afirmó. 

De los 79 casos documentados por Yucatán Feminicida, 46 obtuvieron sentencia condenatoria, tres una sentencia absolutoria, y seis continúan en el proceso penal. 

“En 14 casos, el responsable se suicidó y en uno se decretó la libertad del imputado por falta de elementos. En 8 casos la fiscalía no había presentado un presunto responsable ante la autoridad judicial, es decir que continúan en la impunidad”, detalló. 

Se informó que desde el 2008 a la fecha, la Fiscalía ha recibido 6 mil 696 denuncias de delitos sexuales de mujeres, y mil 857 de hombres. Sin embargo, estos datos contrastan con lo que esta dependencia envía al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el que se reporta, por ejemplo, cien casos de violación adicionales.   

Estas agrupaciones exigieron a las autoridades cumplir con su obligación de garantizar una vida libre de violencia para las mujeres de la entidad, y esclarecer los casos identificados por Yucatán Feminicida, para que no queden en la impunidad. 

Vila Dosal destacó que Yucatán es el estado que ocupa el primer lugar en cuanto a percepción de seguridad por parte de las mujeres.

Por su parte, la doctora Gina Villagómez Valdés reiteró que el número de casos de violencia contra las mujeres va en aumento, y que, a pesar de que se han emprendido ciertas acciones, el número sigue al alza, pues las autoridades no han sabido estar a la altura para resolver el problema. 

“Tenemos un problema fundamental en la impartición de justicia y de seguimiento de los casos, así como falta de preparación de personal de la policía, agentes ministeriales, de jueces que no tienen la perspectiva de género y que siguen los casos impunes”, subrayó. 

Dijo que es lamentable que agrupaciones civiles estén haciendo el trabajo de los gobiernos, al sacar estos datos georreferenciados, que al final de cuentas son indicadores, que sirven a las autoridades para la creación de políticas públicas y diseñar acciones a favor de la población. 

Destacó que esto se hizo con el covid-19, pues en 15 días se tenían datos referenciados por colonias y calles donde había enfermos contagiados, por lo que dijo que lo realmente falta es voluntad de las autoridades. 

“Como parte de esta investigación que está realizando esta organización, se ha encontrado que los datos oficiales están subregistrados, pues no hay una búsqueda real de lo que está pasando con las mujeres en Yucatán”, detalló. 

Según datos de estas agrupaciones locales, hasta el corte del 23 de noviembre, se tenían registrados 8 feminicidios en Yucatán, y en lo que va de la presente administración se han contabilizado 26. 

“Del 2006 al 2016 se han registrados 500 mil casos de violencia en Yucatán, y el gobierno únicamente registró 10 mil casos, lo que indica que hay un subregistro, y que por cada mil mujeres que viven violencia, solo se registra 1.8%”, afirmó. 

A su vez, la investigadora Rocío Quintal López resaltó que más allá de las estadísticas, más allá de lo que se habla de la violencia, hay que considerar que se está hablando de vidas destruidas, y de las víctimas indirectas que son las hijas e hijos de estas mujeres, que han quedado huérfanos, y que no cuentan con medidas de reparación del daño. 

Añadió que han tenido un acercamiento con la titular de la Secretaría de las Mujeres, María Cristina Castillo, con el fin de construir propuestas adecuadas, encaminadas al bienestar de ese sector.

Texto y fotos: Georgina Bacelis/ Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *