Cambio de guion: opta por más disciplina que talento

Hasta que tocará la flauta el burro: en el Rebaño ya no quieren sacarse la rifa del tigre

La indisciplina en Chivas ha sido una constante y Ricardo Peláez asegura que Roberto Alvarado tiene un perfil impecable para el club.

Desde que Ricardo Peláez llegó a Chivas, las indisciplinas han sido una constante que no han podido erradicar en el vestidor rojiblanco. Incluso, son varios ya los futbolistas que se han ido del Rebaño por este motivo.

Más allá de la polémica manera en que se vino abajo el fichaje de Víctor Guzmán, Alexis Peña, Dieter Villalpando, José Juan Vázquez y Eduardo López se fueron por cuestiones extra cancha. A este nombre podría sumarse ya el de Uriel Antuna, quien después de varias faltas al reglamento, como la aparición en revistas de escándalos y la realización de fiestas durante la pandemia, finalmente quedó fuera del Rebaño por una fuerte indisciplina que Chivas no dio a conocer durante el torneo anterior.

Peláez Linares ha buscado limpiar el vestidor y fue claro al respecto en la llegada de Roberto Alvarado como refuerzo.

—Contento de poder presentar hoy a Roberto Alvarado, un jugador joven, seleccionado nacional, en la olímpica, la mayor, con trayectoria impecable, un jugador que conozco y estoy seguro que su compromiso, valores, le vendrán bien a Chivas —dijo.

—Lo conozco bien, lo conoce el técnico, la afición. Se ha dado a conocer por sus goles, no con sus redes sociales. Con lo que hace en la cancha, es lo más importante, lo que hace fuera al ser figura pública, a lo que aspira —expresó Peláez en la presentación del ‘Piojo’.

Nunca antes el buen comportamiento de un jugador había sido motivo tan importante para que Chivas decidiera una contratación. Hoy el ‘Piojo’ asume esa responsabilidad y asegura que quiere ser un futbolista ejemplar.

—Enfocarme solamente en el futbol, tengo mi esposa, mi familia muy cercana, ellos son mi motor para hacer las cosas bien. Muchos niños me siguen y quiero ser un ejemplo, que vean que se pueden cumplir mis sueños, disfrutar en Chivas y hacer cosas importantes —señaló Alvarado.

El 2021 presentó varios dolores de cabeza por cuestiones extra deportivas para la directiva del Guadalajara, veremos si 2022, es finalmente el año en que Ricardo Peláez, como buen pastor, logra en caminar a sus Chivas.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *