Constitución de Yucatán, 100 años de justicia social

EN EL MARCO de la conmemoración del centenario de la Carta Magna local, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el ministro Luis María Aguilar Morales, impartió anoche la conferencia magistral “La Constitución de Yucatán de 1918”.

Ante la presencia del gobernador Rolando Zapata Bello, el ministro, quien se manifestó orgulloso de sus raíces yucatecas, inició su intervención con un repaso de las constituciones de 1824 y 1857, esto como antecedente del marco jurídico que imperaba a principios del siglo XX en la entidad donde antes de la llegada de Salvador Alvarado, los habitantes de origen maya estaban inmersos en condiciones sociales de servidumbre en las casas de los hacendados donde vivían una amarga esclavitud.

“El amo ayuntaba (juntaba) a los machos y hembras de su servidumbre para tener a futuro los mejores vástagos de siervos, tenían la primicia sobre las hijas y a los varones se les enseñaba que no tenían derecho a la virilidad ni al honor, se vivía un vasallaje feudal en el que los parias besaban la mano a los amos, con las espaldas abiertas por los látigos de los capataces, que en contubernio cazaban a quien se fugaba de la hacienda”, dijo citando las memorias que el gobernador sinaloense escribiera al finalizar su mandato en Yucatán.

“Fuera de la ley vivía el hacendado y la autoridad lo consentía y toleraba, mientras que el pueblo miserable se olvidaba de sus desgracias recurriendo al alcohol, deprimiendo su inteligencia, en una sociedad con vicios enraizados en donde había espectáculos inmorales, peleas de gallos y prostíbulos al igual que juegos ilícitos y loterías que restaban en los habitantes el ánimo de ahorro”.

“Todo esto fue proscrito del estado en el Artículo 88 de la Constitución Yucateca que cumple cien años el próximo 18 de enero, y que recogió trascendentales reformas inspiradas en el bien del pueblo”, subrayó.

El ministro Morales, dijo que la Constitución Yucateca fue la más liberal y la más avanzada de todos los pueblos modernos, y en la actualidad recoge principios adoptados y reconocidos recientemente por la Constitución federal, en materia de derechos humanos, particularmente los del pueblo maya.

“Esto lo digo recordando a mi abuela Amalia, que era una indígena maya de Ticul, que se ofreció a trabajar como sirvienta para que lograra estudiar, en una época en la que a las mujeres no les era permitido”, puntualizó en medio del aplauso de los asistentes entre los que se encontraban numerosos funcionarios.

Para concluir con el evento el gobernador Rolando Zapata Bello, acompañado de la presidenta de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Celia María Rivas Rodríguez y del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán Dr. Marcos Alejandro Celis Quintal, entregaron el respectivo reconocimiento y una estatuilla con la imagen de Felipe Carrillo Puerto al ministro.

Manuel Pool Moguel
Foto: Cortesía

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.