Desaparece la feria LéaLA

La Feria del Libro en Español de Los Ángeles (LéaLA), creada por la Universidad de Guadalajara en 2011 como “uno de los más grandes y ambiciosos proyectos en torno al fomento de la lengua española”, ya no hará su quinta edición este año y se transformará en festival literario.

“La razón es la incertidumbre económica del mercado”, explica en entrevista la directora del encuentro, Marisol Schulz. “No se tomó esta decisión por falta de éxito o posicionamiento de la feria, fue un tema de financiamiento”.

La editora admite que no fue suficiente cambiar a bianual la periodicidad de LéaLA, que se llevó a cabo en 2011, el 29 y 30 de abril, y el 1 de mayo; en 2012, del 12 al 14 de mayo; en 2013, del 17 al 19 de mayo, y en 2015 del 15 al 17 de ese mes.

“Desde 2015, cuando empezó a fluctuar el peso, vimos que había dificultad para el financiamiento. De 12 patrocinadores que tuvimos, en 2013 bajamos a diez, y en la cuarta edición sólo se conservaron los pequeños”, detalla.

Quien también dirige la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, aclara que el retiro de patrocinadores y publicidad en 2015 no fue porque no les convenciera la primera feria del libro en español de California, sino por circunstancias internas de las empresas, como cambio de dueño.

“En 2010, cuando LéaLA comenzó a proyectarse, mis presupuestos fueron de 13 pesos por dólar. Estaba financiada en una proporción muy grande por la Universidad de Guadalajara, con la venta de espacios, como cualquier feria, a expositores privados”, agrega.

Schulz destaca que este modelo funcionó bien durante las cuatro ediciones. “Pero en 2015, cuando empezó a fluctuar la moneda, debíamos hacer un pago de cien mil dólares para apartar recintos, sin saber cuál sería el tipo de cambio un año después. Había mucha incertidumbre.

“El problema fue que los propios editores no estaban seguros de poder regresar, porque no sabían cuáles serían sus gastos en dos años. El 90 por ciento de los expositores eran de otros países, no de Estados Unidos, con lo cual tenían que enfrentar viáticos, estancia y gastos en dólares”, añade.

Fue entonces, narra, cuando el consejo de administración tomó la decisión de trasformar la feria del libro en un festival literario, pero éste aún no tiene fecha.- Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.