Editorial de Peninsular Punto Medio

El Instituto Mexicano del Seguro Social realizó ayer su 112a. Asamblea General Ordinaria y en ese marco se hizo el reconocimiento total al personal médico y de salud, en general, por todo el trabajo que han hecho durante la pandemia del coronavirus covid-19.

Todos sabemos que la pandemia no ha concluido, pero también nos unimos a las felicitaciones y reconocimiento a todo el personal de salud de los hospitales de México, privados y públicos, porque, es cierto, fueron la primera línea de batalla. Y seguirán siendo nuestros héroes.

“No puede haber victoria en una pandemia, pero sí certeza del deber cumplido: 233 hospitales reconvertidos, 18 unidades de expansión, 47 mil 185 trabajadores contratados y el dato más importante de todos: cero rechazos. A nadie se le cerró la puerta. Nadie se rindió tampoco. Nadie se detuvo”, subrayó en su mensaje el director general del IMSS, Zoé Robledo.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, adelantó, en ese marco, que todavía se tiene el pendiente de las medicinas para que no falten en los centros médicos, por lo que, en caso de ser necesario, también encargará a los militares.

Y es que, dijo, se tiene el ejemplo de las vacunas, que llegaron a todo el país precisamente porque se les encargó a las fuerzas armadas. Es decir, con todo y las críticas de la oposición, se trata de la mejor estructura que tiene el Ejecutivo federal para que ya se acabe con el desabasto de los medicamentos. Ya veremos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *