Editorial de Peninsular Punto Medio

Seguro recuerda usted, amable lector, la foto publicada el fin de semana pasado de la reunión entre el gobernador Mauricio Vila Dosal y el secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández.

Allí estaban varios personajes de la 4T, por supuesto, quienes aspiran a la candidatura de Morena en el 2024, pero allí, calladamente, también estaban los diputados locales encabezados por su coordinadora Alejandra Novelo Segura.

Decimos calladamente porque de todos, los que presumieron la reunión fueron la senadora Verónica Camino Farjat, el delegado de la secretaría del Bienestar, Joaquín Díaz Mena y el secretario general y jurídico del Infonavit, Rogerio Castro Vázquez.

Sin embargo, no vimos por ningún lado una sola referencia de los cuatro diputados locales de Morena: Novelo Segura, Rafael Echazarreta Torres (que está enfermo de Covid), Jazmín Villanueva Moo y Rubí Be Chan.

Lo decimos porque ahora cobra sentido la presencia de los diputados locales en esa reunión. Aunque no se decidió allí, ya que pudo ser en Palacio Nacional o en la Segob en la Ciudad de México, los diputados fueron llevados por López Hernández para señalarles la importancia que tiene para el Gobierno federal que apoyen el proyecto del Ie-Tram, un tren eléctrico que unirá a Mérida con Umán y Kanasín, del que se habla mucho en estos días.

Es un hecho que la bancada de Morena apoyará las solicitudes de empréstitos que llegaron al Congreso del Estado hace unos días, pues es necesario contar con esos recursos para la modernización del transporte en Mérida, pero también porque este nuevo servicio cumplirá con lineamientos de combate a la contaminación y el uso de energías limpias.