Entre equipos grandes y chicos

Por Arturo Platas

Necesitamos comprender la diferencia que existe entre nuestros clubes el día de hoy. No ayer. No mañana. Hoy.

El Real Betis de Quique Setién es probablemente uno de los equipos más emocionantes de ver en Europa en este momento, ya había hablado de ellos en columnas pasadas así que no la haré de largo.

El punto es que el club verdiblanco tiene un estilo de juego, un equipo bien armado, pero desgraciadamente, tiene a una afición diluida que espera que el club aspire a conquistar todas las competencias.

El Betis juega mejor el fútbol que el Real Madrid y probablemente el Barcelona por ejemplo, pero es un equipo infinitamente más pequeño que ellos a nivel no sólo económico pero también de plantilla señores.

Toda la prensa española se ha dedicado a rajar el buen trabajo que ha hecho el español esta temporada con el argumento que no está activo en todo, pero lo que no se cuestiona, es que el Betis es un equipo que su prioridad es evitar el descenso o mantenerse lejos de ahí.

Que este señor venga y los ponga al nivel de clubes establecidos como el Valencia o el Sevilla ya es una labor que se le debería aplaudir.

Los llevó a la Europa League, en altas instancias de la Copa del Rey, y a puestos altos de La Liga. Aquí es donde surge el término de equipo “chico”. El equipo debe aspirar a todo, estoy de acuerdo, pero los fanáticos deben reconocer que aunque no ganen nada, siguen viviendo la mejor época de su equipo desde hace más de 50 años.

Tal vez con un mayor presupuesto las cosas serían distintas, pero entre la afición, no existe la razón.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *