La fuerza de las mexicanas

Mary Carmen Rosado Mota
@mary_rosmot
latribunaesnuestra@gmail.com

Algunas veces el deporte que nos ve triunfar no era el que estaba en nuestros planes iniciales, al menos así sucedió con la deportista mexicana Luz Mercedes Acosta, quien a los cinco años comenzó a practicar gimnasia artística, pero años más tarde por cuestiones familiares y del destino terminaría practicando levantamiento de pesas.

En los años que estuvo como deportista activa logró múltiples medallas en importantes competencias, cosechando éxitos torneo tras torneo. Y así como el destino le cambió, el deporte también la había preparado para alcanzar el sueño al que aspiró de pequeña, llegar a unos Juegos Olímpicos. Luz no solamente llegó, sino que también después de algunos años fue reconocida con la medalla de bronce de Londres que representó la segunda medalla de México en su historia olímpica en la disciplina de halterofilia.

Aremi Fuentes Zavala nació en Tonalá, Chiapas, en 1993, desde pequeña encontró también un fuerte interés por el levantamiento de pesas, deporte en el que los éxitos llegaron rápidamente gracias a su esfuerzo y perseverancia. A los 17 años ya había conseguido participar en los Juegos Olímpicos de la Juventud donde logró la medalla de bronce.

Multimedallista en campeonatos nacionales y campeonatos mundiales, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2018 en Barranquilla obtuvo la medalla de oro imponiendo además récord en la modalidad de arranque, y un año más tarde en los Juegos Panamericanos de Perú logró la medalla de plata. Una carrera con muchos años de trayectoria que se vio consagrada hace un mes en los Juegos Olímpicos de Tokio cuando se subió al podio para recibir la medalla de bronce en la categoría de 76 kilogramos.

La deportista chihuahuense Damaris Aguirre representó a nuestro país en los Juegos Olímpicos de Atenas en el 2004 y de Beijing en el 2008, pese a obtener sus mejores marcas personales en su segunda participación se quedó con el sexto lugar. Pero algunas veces el éxito en el deporte llega en los momentos menos pensados.

Fue en el 2016 cuando se dio a conocer la descalificación de tres competidoras de los juegos de Beijing ocasionando, al hacer de nuevo los ajustes, que Damaris se quedara con la medalla de bronce, presea que le fue entregada en el 2017 a nueve años de su competencia original.

Tres guerreras, tres mexicanas, tres deportistas con historias muy diferentes, pero algo muy importante en común, saben lo que se siente ser medallistas olímpicas y en un deporte que rompe con todos los estereotipos y prejuicios hacía las mujeres. Este sábado estarán juntas en la mesa panel “La fuerza de las mexicanas”, en un evento gratuito organizado en conjunto con la Academia Olímpica Mexicana, la Facultad de Ciencias Antropológicas de la Uady y La Tribuna es Nuestra. Consulta la convocatoria en redes sociales y no te pierdas la oportunidad de conocer grandes historias contadas por sus protagonistas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *