Respaldan reacción de EPN por los aranceles

Empresarios coinciden que la imposición de gravámenes al acero y aluminio puede ser el inicio de una guerra comercial que no beneficiará a nadie

El sector empresarial de Yucatán y legisladores locales respaldaron el rechazo del Gobierno mexicano a la imposición de aranceles de Estados Unidos al acero y aluminio, ya que puede ser el inicio de una guerra comercial que no beneficiará a nadie, coincidieron Michel Salum Francis, del CCE y Carlos Medina Rodríguez, presidente nacional de la Canadevi.

Además, ambos directivos reconocieron que la administración de Enrique Peña Nieto hizo bien al gravar diversos artículos que se compran en la Unión Americana, todo ello para compensar la acción del presidente Donald Trump.

En ese mismo sentido se manifestaron legisladores locales a través de la presidenta de la Junta de Gobierno y Marco Vela Reyes, líder estatal de la CNC, de lo que informamos en nota aparte.

–Creo que es una situación lamentable porque a final de cuenta esa decisión de Estados Unidos va en contra del Tratado de Libre Comercio (TLC), un acuerdo que funcionó durante muchos años.

Es algo que sí afectará definitivamente a México y también a los ciudadanos estadounidenses—afirmó Michel Salum, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Mérida y del CCE.

Sin embargo, dijo, esta situación no es el fin del mundo y nuestro país debe enfocar sus esfuerzos en otros mercados.

–Ahí están Brasil, Japón, China, y no hay que voltear a ver a todos lados, porque no hay que poner todos los huevos en una canasta. México no debe dejarse pisotear por nadie—recalcó.

Por su parte, el líder nacional de la Canadevi, Carlos Medina Rodríguez, afirmó que la decisión de Peña Nieto es firme y de acorde al daño que pueden provocar los aranceles; sin embargo, aclaró que el impacto inmediato se dará al acero mexicano que se vende en los Estados Unidos.

–Nosotros condenamos que se haya presentado este problema de los aranceles, porque fue unilateral, con afectación directa al producto mexicano, por ahora tenemos que esperar para ver si no habrá un aumento en el precio del acero local, que pensamos que se dará en unos meses, porque estamos en una economía de mercado, que al final el impuesto que se paga en algún país se manifiesta en toda la cadena de valor—aseguró.

Texto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.