Editorial de Peninsular Punto Medio

Todo indica que la clase empresarial de Yucatán no quiere dar su brazo a torcer en el tema de la reforma eléctrica que promueve el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

El fin de semana el Consejo Coordinador Empresarial, conformado por más de 20 presidentes de cámaras empresariales, se reunió con los diputados federales por Yucatán, a quienes les dejaron en claro que no quieren que se cambien las reglas del juego, pues, dicen, sería como “bajarles el switch”.

Por la importancia vamos a reproducir aquí lo que dijo el presidente de la Canacintra, Jorge Charruf Cáceres, quien alertó por los apagones que traerá a la Península de Yucatán, si llegara a pasar la contrarreforma del Gobierno federal.

“En caso de esta contrarreforma llegara a ser aprobada, ya no será nuestra preocupación tener en la península la tarifa eléctrica más cara del país, si no el que ya no vamos a tener energía, porque al sacar la generación de privados del sistema eléctrico peninsular, quedaremos en desabasto”.

Palabras más, palabras menos, expresó ayer el presidente de la Coparmex, Fernando Ponce Díaz:

—La inquietud más grande es la posibilidad de los apagones en caso de pasar esta reforma, la capacidad de energía en el estado está al límite, si quitamos la generación de privados, que son 800 megawatts, es que vamos a caer en un desabasto de energía, por lo que no vamos a tener futuro —dijo.

En enero se va a tener otra reunión, ya que los diputados federales llevaron un planteamiento de la situación por parte de los empresarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *