“El golpe pudo ser peor”

Sólo el alza al transporte que entrará en vigor el próximo sábado 31 de diciembre pulverizó el tan festejado aumento al salario mínimo, afirmó el presidente del Congreso del Trabajo, Jervis García Vázquez.

Por su parte, el secretario general de la Confederación REvolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC)en Yucatán, Pedro Oxté Conrado, quien forma parte del Consejo Consultivo del Transporte del Estado de Yucatán, afirmó que el golpe pudo ser peor ya que los concesionarios pedían nueve pesos y gracias a la capacidad de convencimiento quedó en ocho pesos la tarifa de los adultos.

En entrevista, García Vázquez afirmó que toda alza lesiona a los trabajadores, sea de cualquier servicio, pero también hay que estar consciente que todo sube incluida la gasolina y las refacciones.

–Es un hecho que un peso si lesiona con tantas alzas, principalmente a los que menos ganan, pero entendemos que también sube la gasolina y las refacciones de las camionetas y camiones que son los que prestan el servicio público de pasajeros –recalcó.

El también líder de los burócratas en el estado reiteró que es bueno que no se haya elevado la tarifa social, porque es la que ocupan niños, estudiantes y adultos mayores.

–Siempre vamos a estar en contra de cualquier alza, porque de inmediato pulveriza el aumento al salario. Y la buena negociación no se nota y menos con los trabajadores que menos ganan –destacó.

García Vázquez recalcó que una vez dado el aumento se debe pedir, pero más exigir a los concesionarios que den un mejor servicio, que se trate mejor a la gente, a un abuelito y a los estudiantes se les debe de dar paradas, ya que hay muchas quejas que señalan que los conductores no lo hacen.

–De eso se queja mucha gente, incluso de que a las personas con discapacidad se les ignora en las calles por parte de los conductores –detalló.

El líder de la CROC, Pedro Oxté Conrado recordó que ya tenía varios años que no se habían autorizado cambios en la tarifa del pasaje para los adultos, por lo que los permisionarios pedían dos pesos de aumento, para llevarlo de 7 a 9 pesos.

–Afortunadamente se contó con una buena negociación de las autorizadas encabezadas por el secretario General del Gobierno, Roberto Rodríguez Asaf, para que los transportistas aceptarán el peso –afirmó.

Dijo que se hizo un análisis completo de cuánto impacta ese peso que se aprobó incrementar, por lo que se logró conciliar todas las posiciones.

–Nos pusimos de acuerdo y consideramos que un peso no va a lesionar tanto el salario de los trabajadores –afirmó.

Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.