La ambición puede corromper a los jueces, admite magistrado

Al reconocer que la ambición puede corromper a los jueces, el magistrado del Tribunal Superior de Justicia Jorge Rivero Evia aseguró que se observa un “ataque al sistema de derecho” por parte de la Presidencia de la República, ya que existen mecanismos para evitar y sancionar estos posibles actos.
El magistrado presidente de la Sala Colegiada Civil y Familiar del Tribunal Superior de Justicia del Estado dijo que el mandatario federal atribuye de forma genérica actos de corrupción, que hace pensar que todo juez incurre en ellos.

–Independientemente de que vivamos en una democracia debe respetarse la división de poderes. Considero que la independencia Judicial tiene que estar siempre garantizada. Y no se puede pretender, por más legítima que sea la discrepancia que se tenga con los jueces por parte del Ejecutivo, que todo acusado de delito sea responsable. Eso es un desconocimiento del Sistema Acusatorio. Quien investiga no puede juzgar–resaltó Rivero Evia.

Sin embargo, reconoció que la ambición siempre es una “constante” en la que instancias compuestas por seres humanos están en riesgo de caer. Pero aseguró que en el Poder Judicial existen los mecanismos para prevenir, y en su caso sancionar conductas de corrupción de algún magistrado.

El pasado martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que expondrá públicamente casos de jueces a modo, al servicio de la delincuencia y que incluso habrá quejas formales contra ellos ante la Fiscalía General de la República (FGR).

-No podemos caer en populismos, existen mecanismos con los cuales la ciudadanía puede tener certeza de nuestras leyes. Nuestro sistema no es perfecto, está compuesto por humanos y ellos pueden fallar. Pero no hay nada en lo oscurito, no hay nada bajo la mesa, no hay justicia en lo oscurito -resaltó Rivero Evia.

Por su parte, el magistrado presidente Ricardo Ávila Heredia dijo que “no debe haber ninguna excepción”, en cuanto a los funcionarios que estén vinculados a algún tipo de delincuencia, y que éstos deben ser sancionados conforme a la ley.

-Existen mecanismos para la vigilancia. Pero lo que puedo decir, es que los casos que se suponen en Yucatán como derecho, son en realidad temas de criterio, no de corrupción. En casos más complejos de auténtica corrupción como tal no tengo conocimiento– señaló Ávila Heredia.

Texto y fotos: Iván Duarte/Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.